Población sita en  la ladera de un cerro a la derecha del río Corb. Pertenece a la comarca del Urgell, a 555 metros de altitud. Tiene una extensión de 25,42 Km² y 395 habitantes. Está situada a la mitad del recorrido del  río Corb, paralelo geográfico que divide por la mitad Catalunya, al mismo tiempo se encuentra en el centro de un término municipal casi circular, partido también por el mismo valle. Los cultivos son de secano: cereales, viña, olivos y almendros. El paisaje de su término municipal deja ver estratos de piedra y su vegetación es de pinos y encinas.

Esta situación geográfica tan destacada tiene, por añadidura, una extraordinaria calificación urbanística y arquitectónica que convierte el pueblo  en un magnifico ejemplo de lo que hemos designado urbanización en pendiente.